La función de la transmisión automática







La Transmisión Automática es la responsable de transmitir la potencia del motor a las ruedas, o en otras palabras, de convertir el movimiento giratorio del motor en el desplazamiento hacia delante o hacia atrás del auto.

En una transmisión automática el cambio de velocidad se hace de manera simplificada y distinta en comparación con un transmisión manual; estas transmisiones poseen una serie de mecanismos y componentes los cuales acoplados entre si permiten que se lleve este cambio de velocidad, logrando así el traslado de potencia desde el motor hasta las ruedas, prácticamente sin la participación del conductor.

Las transmisiones automáticas inician su funcionamiento de forma hidráulica, lo que quiere decir que cuando encendemos el motor, el aceite fluye a presión dentro del motor. Cuando seleccionamos el cambio, ya sea para adelante o hacia atrás, lo que hacemos es deslizar un pequeño pistón ensamblado en la caja de válvulas, este pistón cierra un pasaje, para abrir otro; y así dirige el aceite hacia el conjunto del tambor correspondiente, al cambio que estamos seleccionando y así, activándolo.

Para que la transmisión automática pueda realizar su función de transmitir la potencia de forma automática, consta de 4 componentes principales:

  • Convertidor del Torque:

Este es el componente que hace posible la transmisión automática. Este transfiere y multiplica la potencia del motor. También, permite al vehículo detenerse sin apagar el motor y sin la necesidad de un embrague manual. Imaginemos que hay dos ventiladores uno frente al otro dentro de una caja llena de aceite. Cuando un es girado por la potencia del motor, la potencia generada por la rotación es transmitida al aceite y éste hace que el otro ventilador gire, por lo que gracias a la transmisión automática, no hay embrague que controlar, sino que se proporciona un embrague hidráulico que usa aceite y que automáticamente cambia las velocidades según se requiere.

  • Engranes Planetarios:

El conjunto de engranes planetarios es el segundo componente en importancia de una transmisión automática. Este conjunto de múltiples engranes de acero, toma el torque y potencia que proviene del convertidor de torsión y lo transfiere al tren de fuerza. Los engranes planetarios son accionados por embragues o bandas sumergidos en el aceite y accionados por válvulas hidráulicas reaccionando a las presiones del aceite, de una computadora en la transmisión, de la computadora del motor o una de combinación de estas en respuesta a los sensores electrónicos de presión y velocidad.

  • Embragues y Bandas:

Los embragues de fricción (discos) y las bandas de transmisión son quienes accionan o sujetan cuando se requiere, los componentes del conjunto de embrague. Los embragues de fricción y las bandas de transmisión son activados y controlados por el flujo y presión del fluido de transmisión automática.

  • Sistema Hidráulico:

El sistema hidráulico es un laberinto complejo de pasos y tubos que envían el fluido de transmisión automática bajo presión a todas las partes de la transmisión y al convertidor de torsión. El sistema hidráulico también es comúnmente llamado la caja de válvulas, o también llamado cerebro y es la encargada de administrar el flujo de aceite, hacia los circuitos, que activan las bandas y embragues.

Un aceite para una transmisión automática debe de ser muy resistente a la oxidación, a los cambios de viscosidad por las temperaturas y el uso, y debe poseer características de fricción correctas para cada tipo de caja. Además de mantener todas las superficies, los contactos y las válvulas limpios y libre de barniz.

En Comercial Roshfrans contamos con el ACEITE ALL POWER MULTIVEHÍCULOS, el cual cumple y excede ampliamente las especificaciones de General Motors (Dexron III-H), de Ford (Mercon V) y de los principales OEM’s tales como Mercedes Benz, Chrysler, Nissan, Toyota, ZF, etc). El aceite Roshfrans esta especialmente elaborado para cumplir las más exigentes condiciones de las transmisiones automáticas, cajas de cambios, direcciones hidráulicos y mandos hidrostáticos de automóviles para pasajeros, camionetas, autobuses, equipo agrícola, de construcción y maquinaria industriales, como en compresores de aire que requieran de un fluido ATF de alta calidad. Su periodo de cambio se establece por encima de los 100,000 km.

Fuente: Roshfrans


  • Josue

    ojo la foto de la parte superior no es una transmisión automática.